2011

Jose García



Paulo Caprara
ORDEN POR AUTORES

2012

Paulo Caprara



Introducción

La humildad es, a mi ver, una constante en la obra de Silo, a veces de manera 

manifiesta, otras a modo de leve insinuación. No solamente en sus escritos, 

sino en su actitud y en su estilo de vida. Personalmente me resulta muy 

conmovedor y ejemplar.

El caso es que a raíz de una experiencia personal, este tema empieza a 

convertirse en una preocupación primordial y se inicia la búsqueda de registros

que profundicen en la humildad o en la actitud humilde. Esto lo vemos 

interesante de cara a todo trabajo interno, y como no, de Ascesis. Por otra 

parte, es una cota a lograr que quizá nunca se alcanza, capaz de orientar el 

propio comportamiento y la relación con los demás generando un estilo de vida

acorde a lo que se busca. No hablamos por tanto, de una mera predisposición 

hacia el momento del “laboratorio”. Aunque en sí mismo eso suponga ya un 

gran esfuerzo y un logro nada desdeñable. Sino que es el intento de un paso 

más.

Lo dicho anteriormente nos lleva a preguntarnos ¿qué es la humildad? Lo 

primero que nos encontramos es una palabra manoseada al igual que tantas 

otras como espiritualidad, amor, bondad, amistad, solidaridad…Lo segundo es 

que si hacemos un pequeño sondeo seguro que encontramos algunas 

constantes pero sobre todo descubrimos que es una vivencia muy subjetiva, 

íntima y con diferentes profundidades.

Si empezamos por lo opuesto, es obvio, que con actitud soberbia no se puede 

aprender. Que quien no trabaja en la humildad, para sí y hacia los demás, no 

puede progresar. ¿Qué podría incorporar alguien que ya lo sabe todo? Esto es 

más claro que la pared que tengo enfrente, pero lo cierto es que este simple 

razonamiento conforma una actitud (con sus roles y todo aquello) que no me 

acompaña en lo cotidiano, y puedo observarlo también en las personas de mi 

medio inmediato. No solamente al escuchar a los demás, al hablarles, sino 

también al escuchar y al hablarme a mí mismo. Ocurre incluso a la hora de 

conversar de diversas temáticas rozando así la censura en unos casos y la 

autocensura en la mayoría de los otros.

Esto se relaciona con la desposesión y con la entrega. Con un profundo acto 

de soltada, donde ya no queda lugar para el cálculo ni para la manipulación. Es 

particularmente relevante en un momento de paridad, en la Escuela, en el 

Mensaje, en los Organismos del Movimiento Humanista y también en el mundo.

 

Entonces, independientemente de que la humildad sea vista como actitud 

válida y preámbulo del trabajo interno o como emplazamiento cotidiano

generando un nuevo estilo de vida o como relación de paridad en la Escuela, el 

Mensaje y los Organismos, sea una o todas las visiones, me parece interesante 

ahondar en este tema.

 

2013

Paulo Caprara



ENCUADRE, PUNTO DE VISTA E INTERES

Este relato parte de la necesidad de ordenar la experiencia obtenida hasta el 

momento, con el interés de reflexionar y profundizar para encarar una nueva etapa en 

la mejor de las disposiciones. Para ello, realizo una breve revisión de las 

comprensiones y también de las dificultades que he encontrado tanto en la nivelación 

como en la disciplina, para después analizar la situación actual de mi Ascesis y ojalá 

proyectar lo mejor de mí, hacia lo mejor de otros, en dirección evolutiva.

Las reflexiones, comprensiones, sueños, inspiraciones están sacadas del cuaderno de 

bitácora y en ese sentido, no hay aquí mucha bibliografía, ni materiales consultados 

que no sean los doctrinarios. Seguramente estas reflexiones, no siguen un orden 

cronológico, porque no se ajustan al tiempo del reloj, sino a esa desordenada y caótica

estructura que parece moverse a saltos, que aparece y desaparece,… y que en todo 

caso, nos muestra otra lógica que no es la cotidiana. 

Valga entonces, este intento de ordenamiento, de reflexión y profundización para 

aprender a develar esa mirada interna.

Y aunque muchas sean las limitaciones y por tanto, poco el camino recorrido, es una 

excusa para abrir el intercambio, para compartir pareceres, para comparar 

experiencias, para sonreírnos de las debilidades humanas, para sorprendernos de la 

grandiosidad que habita en lo más profundo de nuestra conciencia.