2011

Jose García



Pau Segado
ORDEN POR AUTORES

2012

Pau Segado



INTRODUCCIÓN 

El presente aporte parte de una intención doble; por un lado, compartir experiencias 

vividas a lo largo de los Trabajos de Ascesis, un intento continuado de trascender la 

mecánica del “yo” y sus ilusiones para acceder a experiencias profundas de Sentido y, 

por otro, expresar el modo en que esta búsqueda afecta progresivamente la propia vida y 

la relación con otros. 

 

El relato consta de cuatro partes: 

 

- En la primera, se expone una síntesis de los Trabajos de Ascesis, 

haciendo hincapié en el contacto con el Guía interno, la formulación y 

carga del Propósito, la liberación de cargas en un proceso de 

interiorización progresiva y el acceso ocasional a estados inhabituales 

de conciencia, de los que se regresa con intenso agradecimiento y 

ocurrencias, o cambios en la mirada sobre la propia vida o sobre el 

mundo. 

 

- La segunda parte describe el modo en que la práctica del Pedido por 

personas o situaciones conflictivas que me implican en la vida 

cotidiana, al ser realizada en momentos próximos a la Ascesis, ha 

generado experiencias que sobrepasaron lo inicialmente esperado. El 

“Pedido por el aparente enemigo” se ha ido convirtiendo en un proceso 

de meditación experiencial sobre la ilusión de los bandos, 

relacionándose cada vez más con un propósito central de reconciliación 

y liberación. En este proceso, actualmente en curso, he tomado como 

apoyo y como materia prima conflictos que aprisionan el propio punto 

de vista (en definitiva, afectos golpeados por el accidente o el 

desencuentro) buscando el acercamiento a lo Profundo. 

 

- En la tercera parte se intentan extraer algunas conclusiones sobre lo 

experimentado hasta hoy en estos trabajos. 

 

- En la cuarta y última parte, presentadas como Anexos I y II, se 

transcriben algunas notas de los cuadernos de bitácora. En ellas se 

describen procedimientos o vivencias que resultaron significativos, en 

un lenguaje más directo y experiencial.

En cuanto a la prolijidad de las notas de bitácora, tanto las referidas a la 

Ascesis (Anexo I), como las que ilustran el proceso de meditación sobre 

conflictos y bandos (Anexo II), pido disculpas a quien las 

encuentre excesivas. Han sido puestas en cursiva y separadas como 

anexos del breve texto del aporte, para no obstaculizar la lectura de éste, 

pudiendo prescindirse de ellas, si es el caso.

Por último, y aún cuando pueda resultar obvio, debo añadir que lo dicho aquí, y en las 

notas que acompañan, sólo puede ser ofrecido como relato de experiencia, quizás útil 

para el intercambio entre compañeros de búsqueda de una experiencia fundamental, a la 

que intentamos acercarnos por diferentes vías.