2011

Jose García



Ernesto H. de Casas
ORDEN POR AUTORES

Introducción

 

Este estudio, breve, trata, básicamente, de la relación que se puede establecer entre la frase El buen conocimiento, de nuestra Ceremonia de Reconocimiento, (1) con la mención de la Buena Mente en el zoroastrismo. 

Se hace aquí esta introducción y en una Primera parte se sigue con un desarrollo, con comentarios y conclusiones; se incluyendo notas a pie de página y se hacen referencias enumeradas a una Segunda parte donde se amplían aspectos antes mencionados. Así sería el cuerpo aporte, que se acompaña al final con un apéndice, algo exhaustivo, dispuesto para completar la erudición de la cuestión tratada. 

Se suman un par de ilustraciones y, al término, la bibliografía consultada. 

 

Esto es, obviamente, una primera fase del estudio en el que queda pendiente la correspondiente profundización e investigación de campo. 

 

2012

 



2012

 



Una interpretación (Fragmento)

 

El esquema general podría ser que en momentos históricos y en pueblos determinados se da una 

situación de cambio y surgen propuestas novedosas, interesantes, representadas por individuos sobresaliente muy dedicados a esta ‘nueva causa’ y logran formar un circulo de interesados y participantes que en un cierto ciclo temporal llegan a una mayoría importante la cual a su vez y en más tiempo llega a grandes conjuntos de población. Con sus mas y sus menos, en pocas palabras esto es lo que sucede, pero cambe preguntarse ¿Qué ha sucedido? ¿Es que las propuestas tienen un particular encaje con la sensibilidad del momento, es que responden a necesidades pendientes? En fin son muchos aspectos a considerar; lo que parece haber funcionado es una cierta inteligencia conjunta para que esas propuestas de más lucidez, rompedoras de inercias, sean captadas y adoptadas por grandes conjuntos humanos, aun con modificaciones, y los avances sociales se concretan, amén de los individuales. 

 

Ahora se presenta el reto del nuevo surgimiento de este fenómeno que lo resumimos como 

manifestación de Escuela, con la propuesta de Silo, algo que muchos ni siquiera imaginan que pueda suceder. El desarrollo es tanto de intelección, en cuanto a estudio y reflexión, como de la pulsión religiosidad-sagrado y el desafío está en llegar a importantes sectores sociales que puedan llegar al conjunto de las poblaciones. En nuestras manos está una gran tarea, el inicio que correspondió a Silo, que lo ha hecho con fuerza, profundidad y alcance, nos queda ahora actuar a la altura necesaria.