2011

Jose García



Juan Espinosa

Traducción a diferentes idiomas

frances, italiano, etc.



ORDEN POR AUTORES

2011

 



2012

 



2012

 



Síntesis

Haré una síntesis subjetiva. Cuando terminé la monografía de Teresa de Jesús dudaba que 

pudiese encontrar algo de tanto nivel en otros místicos porque me pareció que esta mística era altísima. La lectura de Juan de la Cruz ha sido muy costosa por la magnitud de sus libros y  por su estilo poco personal. Sin duda ha supuesto un esfuerzo. Pero el resultado ha sido más 

satisfactorio del que temía durante su lectura. Como en un proceso de perfumería, lo más 

trabajoso es la recogida de la planta en los campos. Por los pinares vas recogiendo sacos y sacos de “la flor de la maravilla”. Todo un trabajo que después, en la destilación, de la canilla 

del separador de aceite caigan unas pocas gotas de esencia de Caléndula. 

Estas pocas gotas de aceite esencial son más que suficientes para satisfacer el alma sedienta del peregrino interno, más que suficientes para que resuenen dentro de mí y me parece que en todo el que busque con fuerte Propósito esa experiencia interna que ilumina la vida y el Sentido de lo existente.  

Una vez más comprobamos que el acceso a los niveles profundos de la conciencia está a la mano, aunque sea difícil,  de aquel que considera este esfuerzo como tema central de su vida, 

de su estilo de vida. 

 

Síntesis

Hace aproximadamente un año vi una película titulada Zen*. En ella un maestro japonés suelta la

siguiente frase “dejar caer cuerpo y mente”. Cuando la escuché me quedé pensando “esta frase no puede ser dicha sin más, parece la síntesis de una experiencia, una comprensión profunda”. Reconocía en mis experiencias de la disciplina y el ascesis esa experiencia que se tiene al intentar acceder a lo profundo de  la  conciencia.  Efectivamente se  va  trabajando  para desconectar,  desposeer, desapegarse del registro del cuerpo y del registro de la propia conciencia. Es decir, soltar el cuerpo y la conciencia. 

Entonces me dije que estudiaría este maestro para ver si la frase era publicitaria o la expresión de una experiencia profunda. Ahora puedo decir que mi resonancia en aquel momento era

correcta, el tal Dôgen sabía de lo que hablaba. No solo esto, además he apreciado y me ha

alegrado el impacto del budismo Zen* en la cultura  japonesa. Y también me ha sorprendido gratamente la tradición de maestros del Zen* (Chan*) en China.

Independientemente de cual sea la situación actual de esta escuela creo que su aporte es digno de rescatar y reconocer.  

 

 

 

Introducción 

Con esta intervención no pretendo dar respuesta a una  inquietud sino poner el tema 

sobre la mesa para abrir el intercambio, plantear algo que nos preocupa porque sentimos la 

fuerte inestabilidad que se está generando y no sabemos cómo saldremos de esta situación. 

Y nos parece que el tema de los mitos presentes y futuros es parte central de este problema 

ya que son ellos los que están entrando en crisis produciendo esta inestabilidad. 

No me ha parecido nada fácil observar el momento presente y  futuro desde el punto de 

vista  de  los mitos,  principalmente porque  estamos  apegados  a  ellos  y, también,  porque 

nuestras creencias filtran y prejuzgan lo que nuestras miradas ven. 

Cuando  hablamos  de  mitos,  ¿de  qué  estamos  hablando?  ¿Acaso  de  héroes,  dioses, 

hazañas que nos traen ecos del lejano pasado? ¿Cómo en este mundo altamente tecnológico 

y  con un gran desarrollo legislativo, educativo y social se puede plantear este tema?  Las 

voces de la razón,  ‐quizá de la diosa razón‐ dirán que de la crisis saldremos racionalmente. 

Pero eso ya no es tan creíble y por mucho que se quiera insistir, ese mito se está rompiendo. 

Unas décadas atrás quizá, pero ahora la diosa razón está cayendo y nuevos dioses y nuevos 

mitos se levantan. Decir que la razón es un mito o una diosa para algunos puede parecer 

insultante,  pero  estamos  viendo  cómo  las  personas  van  tomando  conciencia  de  la 

sobrevaloración que se ha tenido de la parte lógica y racional del ser humano, que sirve para 

algunas cosas, pero no para todo. 

Entonces no encuadraremos al mito desde la razón ni desde la explicación académica sino 

desde el transfondo de las actitudes vitales y la comprensión psicológica. En este punto me 

parece muy oportuna la explicación dada por Silo en su conferencia de presentación de su 

libro Mitos raíces universales en 1991 en Buenos Aires. Él dice:  

“Debo advertir que no entiendo a los mitos como falsedades absolutas sino, 

opuestamente, como verdades sicológicas que coinciden o no con la percepción 

del mundo que nos toca vivir. Y hay algo más, esas creencias no son solamente 

esquemas  pasivos  sino  tensiones  y  climas  emotivos  que,  plasmándose  en 

imágenes, se  convierten  en  fuerzas  orientadoras  de  la  actividad  individual  o 

colectiva. Independientemente del carácter ético o ejemplificador que a veces les 

acompaña, ciertas  creencias poseen una gran fuerza referencial por su misma 

naturaleza.”

Entonces,  cuando  hablamos  de  mitos  estamos  refiriéndonos  a  creencias  capaces  de 

movilizar el comportamiento hacia lo que pensamos nos hará felices.

Así mismo debemos considerar brevemente el tema cultural y geográfico. Aunque las

culturas están conectadas no todas están en la misma situación respecto de los mitos que se 

están cayendo. Para decirlo claramente, no será la misma situación la que se viva en la cuna 

del capitalismo, si este termina derribado por la historia, que la que se viva en culturas que, 

aunque  influidas  por  la  cultura  imperante,  han  mantenido  ciertos  valores,  cierta 

espiritualidad,  cierto  alejamiento  del  materialismo  desbocado.  Desde  luego,  es  fácil 

entenderlo, no sufre igual quien está apegado  o interesado, que quien tiene otros valores u 

otros intereses.  

Además deberíamos apuntar que los mitos o las creencias a veces tienen aires a nuevo, 

pero si las despojamos de su ropaje epocal nos vamos a encontrar con núcleos esenciales 

que reconocemos en historias muy antiguas, tan antiguas como para perder su origen en el 

pasado lejano.

 

 

Presentación 

Objeto de Estudio: la mística sufí de Ibn Arabi, sus procedimientos, su experiencia, su 

doctrina.  

Interés: Al  igual  que  en  los  anteriores trabajos,  el  interés  es  buscar  personas  que 

emprendieron grandes búsquedas de experiencias internas, que aprovecharon lo 

que había en su entorno, que llegaron a esas experiencias e irradiaron con fuerza 

influyendo significativamente.  

Punto  de  vista:  desde  nuestro  nivel  de  experiencia  y trabajo  interno  dado  por  la 

disciplina mental y los trabajos de ascesis. 

Encuadre del estudio: el presente aporte es parte de en una serie mayor que intenta 

rescatar  y sintetizar  la  aportación  y  el  impacto  histórico  de  los místicos  en  las 

diferentes culturas y momentos. Este es la quinta perla del collar.  

 

2013

Juan Espinosa



2013

Juan Espinosa



Resumen 

Haremos un breve recorrido por la situación de la religiosidad en Europa desde 

el siglo  XI  al  XVII  observando  cómo  la  crisis  religiosa  y  de  valores se  acentúa 

mientras llega el Renacimiento. A la vez la expresión mística como respuesta a esta 

crisis crece y brilla justo en el momento de máxima perturbación –la Reforma y la 

Contrarreforma  y  la Guerra de  los 30 años‐. Al final del siglo XVII  asistiremos al 

enfrentamiento entre racionalismo y tradicionalismo por un lado contra la mística 

por  otro  utilizando  como  campo  de  batalla  Italia  y  como  objeto  de  pelea  el 

quietismo y su máximo exponente: Miguel de Molinos. Finalmente la rama de la 

viva experiencia es cortada y en los decenios siguientes se certificará su defunción. 

Después caminaremos por las páginas de Miguel de Molinos que con claridad y 

sencillez nos mostrara actitudes, procedimientos, recomendaciones y experiencias 

de  acceso  a  lo  profundo,  la suspensión  del  yo  y  el rescate  de significados. Nos 

hablará del propósito, la carga afectiva, las dificultades y propondrá soluciones: un 

estilo de vida coherente con el propósito y lo sagrado.  

 

2013

Juan Espinosa



Relato de experiencia de ascesis,                                                     sus consecuencias en el estilo de vida y en el yo   

Este escrito surge al resumir un cuaderno que se completó. Hace tres años abrí un nuevo 

cuaderno para el proceso de ascesis. En agosto se  llenó y de él saque a un fichero  lo más 

significativo de este período. Luego el cuaderno lo tiré y saqué por impresora el fichero para 

revisarlo y archivarlo en la carpeta.   Entonces vi que una parte de estas notas bien podrían 

compartirse con los maestros. Así ha surgido este relato que os envío. Y como es un relato de 

experiencia  no  daré muchas  explicaciones  ya  que  va  dirigido  a maestros  que  ya  estáis en contexto de ascesis.  

El período que he elegido para el relato abarca más o menos un año y no consiste en otra 

cosa que las notas del cuaderno en el que voy anotando los trabajos, las reflexiones, los sueños, las caídas en cuenta, los retiros. Entenderéis que estas notas están filtradas y seleccionadas para exponer aquellas más significativas, de cierta importancia. Ponerlas todas sería un abuso y además aburridísimo. Por último, algunas notas están tocadas, traducidas, no en bruto, porque de no adaptarlas no se entenderían.  

Os  presento  las  notas  agrupadas  en  momentos  de  proceso  copiando  un  esquema  ya 

conocido. Las notas originales del cuaderno están en cursiva y las explicaciones o comentarios 

para facilitar su comprensión en letra normal a veces entre paréntesis después de las notas del 

cuaderno. 

Síntesis 

Como síntesis  hablaré  de  dos  puntos.  Primero subrayar  otra  vez  que  en  la  intención 

personal,  en  el sincero  deseo  de  desarrollo,  está  lo  decisivo.  Lo  hemos  visto  en  otros 

místicos, lo vemos en nosotros mismos y ahora lo rescatamos en Ignacio que partiendo de 

un  afán  personal  es  capaz  de  cambiar  para  llegar  a  lo más  querido:  lo  Profundo  y sus 

significados. 

Segundo, la realimentación que se produce al desarrollar estos estudios. No solo se trata 

de leer libros y ordenar la información en resonancia con unas búsquedas profundas. En este 

caso es algo más. Es también el impacto que produce en uno lo que se va encontrando y 

cómo esto te va empujando a reflexionar sobre uno mismo, la dirección mental y lo por 

hacer. 

 

2012

Juan Espinosa



2012

Juan Espinosa



Objeto de Estudio. La mística en Teresa de Jesús.  

Interés. Rescatar y reconocer las experiencias místicas y los procedimientos en los 

místicos occidentales,  en este primer caso en Teresa de Jesús. Rastreo de experiencias 

místicas  y  procedimientos  para  producirlas.  Buscar  los  tres  tipos  básicos  de 

experiencias  místicas  que  se  producen  en  el  contacto  con  lo  profundo:  éxtasis, 

arrebato y reconocimiento, explicado así por Silo, además de otras experiencia como 

contacto con la Luz Interior  ‐que describen numerosos místicos‐, viajes extáticos y el 

contacto con el Guía reconocido como no producido por uno mismo. 

Punto de vista. A la luz de mis experiencias personales en el trabajo interno y en los 

trabajos de ascesis y dado el encuadre general de psicología IV de Silo

Encuadre del estudio. Además de la lectura, en las diferentes versiones o ediciones 

de  las  publicaciones  de  Teresa  de Jesús,  he  leído también  las  obras  que  a  ella  le 

inspiraron o la animaron en su propósito de acceder a experiencias trascendentes. Por 

eso aparecen en la bibliografía Francisco de Osuna, San Agustín y otros. También he 

leído varias biografías suyas y he intentado comprender el contexto religioso y social 

en el que vivió. En este contexto cultural he buscado la posibilidad de influencia de 

otros místicos tanto entre los conocidos o reconocidos, como entre no conocidos o 

perseguidos por la ortodoxia, como María de Cazalla.  

Conexión con mi ascesis.  Desde junio del 2001 dedico un rato de mi tiempo diario 

al  trabajo  con  la  fuerza  y  otros  trabajos  complementarios  buscando  crecimiento 

interno y experiencias de Sentido. De esta forma intenté salir de una crisis personal en 

la  que  estuve  varios  años.  Esta  búsqueda se  plasmó también  en  la  lectura  de  los 

místicos,  principalmente  los  de  mi  contexto  cultural,  con  los  que  me  sentí  muy 

conectado en sus ansias espirituales. Ahora, con los trabajos de ascesis, esta conexión 

con los místicos de mi paisaje cultural se intensifica al compartir con ellos experiencias, 

anhelos y ejercicios.  

 

2014

Juan Espinosa



En nosotros, en el ser humano hay algo sagrado, algo inmortal.

El contacto con esto, esa experiencia con lo Profundo es capaz de transformarnos hondamente y reorientar nuestra vida. Creo que se acerca el momento de un despertar personal y social. Un viento espiritual, un huracán transformador, como ya vino en otros momentos de la historia, barrerá el planeta y terminará con este materialismo absurdo y vacío, con este racionalismo plano y gris, con esta violencia sin  fin.  De  lo  profundo  del ser  humano  brotará  esa bondad que  como  riada incontenible barrera con la crueldad y la insensibilidad. Y se posará un sedimento más humano y compasivo desde el que brotará una nueva civilización.  

Este Camino ya se ha enseñado otras veces y ahora de nuevo da señales en el mundo. 

Muchos estamos dando algunos pasos en este Camino y lo que nos queda por recorrer es 

mayor  que  lo  poco recorrido.  Pero  nuestra  experiencia  es  que  este  Camino  nos saca del sufrimiento, nos lleva a la reconciliación, vamos creciendo en el, cambiamos profundamente, y 

nos acercamos a la inmortalidad. En la mano y en la libertad de cada cual está tomarlo o no 

tomarlo.  (Fragmento)

 

Comentarios e interpretaciones a El Mensaje de Silo

Nota: Comencé la redacción de estos comentarios e interpretaciones a principios del 

año 2012. Ahora, en enero de 2013, ya hay varios temas muy avanzados. Comparto 

este porque está más madurado y también porque con algunos amigos hemos 

intercambiado sobre la importancia de este tema. Observarás que el lenguaje es 

cercano, casi familiar, con mucha soltura y tomándose confianzas. Quizás te pueden 

parecer rotundas algunas afirmaciones y esto puede molestarte. Confío en que esto no 

será impedimento. 

 

2014

Juan Espinosa